** Notas a Celia **

* * * * *


Este blog es un sentido homenaje a todas aquellas mujeres que realizan las tareas domésticas en nuestros hogares cuando por las prisas, el trabajo, o el motivo que sea no podemos hacerlo nosotros. Esas mujeres a las que en muchas ocasiones apenas vemos y con las que nos acabamos comunicando, en el mejor de los casos, mediante notas

. . . .

lunes, 22 de diciembre de 2008



Querida Celia

No contaba con que hoy vinieses a casa. De hecho te hacía ya en Madrid. Ayer cuando me llamaste para preguntarme si venías la verdad es que me alegré. Así serán menos días... teniendo que batallar.

En fin, otro año igual de pobres. No hay forma de que nos toque la lotería. Lo más, los cien eurillos que pillé el año pasado.

No teníais que haberos tomado ninguna molestia, me parece precioso el Belén, pero no teníais que haberme regalado nada. Gracias, muchas gracias, y que por muchos años nos acompañe.

Felices fiestas

jueves, 18 de diciembre de 2008

Querida Celia

Por una parte me alegro de que tu familia y tú os toméis estas tan merecidas vacaciones y por otra, de forma egoísta, reconozco que te echaré de menos hasta que vuelvas por casa el día siete.
Para qué engañarnos, lo que echaré de menos será tener la casa presentable y no tener que preocuparme por darle a la escoba y la fregona.

También yo saldré unos días fuera, pero sólo para fin de año. El día cinco tengo guardia, así que empiezo bien el año...

Te dejo unas botellas de cava y unos turrones para que los compartas con tu familia en estos días tan entrañables.

Felices fiestas a todos.

martes, 16 de diciembre de 2008

Querida Celia

Ya te avisé con antelación de los peligros de esperar a última hora para hacer las compras. A quien se le ocurre ir al centro comercial el domingo...

No, papanoel no aparece por casa ni de coña. Aunque seamos de fuera somos muy fieles a la tradición catalana de hacer cagar al tió. Si has paseado por los mercados de navidad habrás visto unos troncos de madera con barretina y posiblemente con una manta encima. ¿Recuerdas el pastorcillo cagón del que te hablé el otro día? No estoy seguro, pero creo que lo de hacer cagar al tió tiene que estar, de alguna forma, relacionado con él.

Se instala en un lugar preferente de la casa unos días antes de la Noche buena y los peques le dejan por la noche comida y bebida para que traiga los mejores regalos. La Noche buena, que a proposito en Cataluña no se celebra más que para hacer cagar al tió y ir a la misa del Gallo, los niños le pegan de palos al pobre tió, que acaba dejandoles a cada uno sus regalos, mientras le cantan una bella canción que tiene como estribillo "Caga tió o si no te daré un golpe de bastón".

Como te decía, por mí ese gordo barbudo y sus renos se pueden dedicar a otra cosa.



Si seguimos con este tiempo, igual tenemos unas navidades blancas, quien lo sabe. Serían las primeras de mi vida, pero estaría bien que el aguanieve de estos días acabase cuajando ¿No te parece?

domingo, 14 de diciembre de 2008

Óleo de Miguel Marazuela


Querida Celia:

Estos días está habiendo mucho movimiento en la escalera. Unos vecinos que se van, otros que llegan nuevos al vecindario... ley de vida, supongo.

Ya no escucharemos más a Cohen por las escaleras. Ina, la vecina del piso de al lado se mudó la semana pasada. El viernes vino a despedirse y me sorprendió dejándote un paquete de tabaco para ti, para cuando mires por la ventana (Tendrás que explicarme eso).

Esta tarde ya había vecina nueva, una chiquita joven, Lucía, que dice que ya había venido antes por aquí a traer algunas cosas y que de lo primero que ha hecho aparte de presentarse ha sido preguntarme por esa señora de tez morena y tanto porte que hay a veces por mi casa. ¿Qué les das a los vecinos?


jueves, 11 de diciembre de 2008

Querida Celia

Aunque haya sido por accidente por fin se ha abierto la calabaza. Creo que vamos a tener restos de calabaza esparcidos por el comedor durante una buena temporada. ¿Has visto qué poca corteza, cuanta carne y qué tamaño tienen las pepitas?
Si queda alguna pepita por el suelo no me las tires, dejalas en el periodico que hay encima de la mesa que las quieren para plantar.
En la nevera tienes un trozo.

¿Así que tú también eres de las que se apuntan al carro de defenestrar El Quijote?
No sé, lo he leido un par de veces y aparte de pasarmelo muy bien creo que es una gran fuente de sabiduría popular, especialmente cuando Sancho parece replicarle en todo momento a su señor con refranes de todo tipo. Aparte reconozco que en algún momento concreto pude llegar a reir a mandibula batiente.
Grabado de Gustavo Doré

martes, 9 de diciembre de 2008

Querida Celia:

Yo tampoco entiendo toda esta crispación entre emigrantes. La violencia no conduce a nada o sí, acaso sólo conduce a que se estigmatice aún más a ciertos sectores de los que tú, en cierta forma, eres parte. Ya sé que no eres ni subsahariana ni nigeriana, pero los incidentes de Almería retruenan en la mente de muchas personas globalizandose en una sola palabra: "Inmigrantes".

Cargaos de paciencia, no perdáis los estribos por cómo se os mire o porque cuchicheen a vuestras espaldas y mostrad la dignidad de vuestra gente ante todo. Creo que esa es una de las mejores recetas contra la intolerancia.

Se me ha vuelto a quemar una olla. Soy un desastre para esos temas. Bien es verdad que me encanta la cocina, pero también es verdad que si no estoy allí encima enseguida me distraigo con cualquier cosa y me acabo olvidando. Tienes que contarme cómo lo haces para dejarlas casi como compradas.

jueves, 4 de diciembre de 2008




Querida Celia

Esta tos perruna no me abandona. Creo que tendremos que volver a reubicar los muebles de "la alcoba" y quitar la cama de debajo de la ventana aunque se vuelva a perder algo de espacio.

Jejeje dices que es cosa de los españoles pero... ¿a quien le amarga un día de fiesta más de la cuenta? y eso que el día seis cae en sábado y por tanto perdemos otro, que lo bueno es cuando tanto el seis como el ocho caen entre semana teniendo un laborable de por medio que, para no perder el ritmo del descanso tampoco vamos a trabajar y denominamos puente.

No, estos días no saldré fuera. Aprovecharé para hacer cosas por casa.
Buen puente!!!

PD. RECUERDA QUE EL LUNES ES FIESTA!!!!

martes, 2 de diciembre de 2008

Querida Celia:

Esto es ya desquiciante. En lo que llevo de semana ya he comprado una cámara digital, dos muñecas, un microscopio y dos entradas para ver a Luis Eduardo Aute a más de 1000 kms. de aquí (Este es un regalo muy especial, la magia de internet...).

Sí, la magia de la Navidad y todo lo que tu quieras, pero casi que me he quedado sin un duro hasta que cobre la extra, así que cuidate de esa sonrisa socarrona no tengamos que apretarnos el cinturón los dos por unos días.

Mañana es un día grande en casa. Cumplen años dos de mis hermanos y mi sobrina, aunque lo celebraremos con una barbacoa el domingo en la finca.

¿Me dijiste ya cuando cumples los años tú?

domingo, 30 de noviembre de 2008

Querida Celia:

Voy a apelar a tu sabiduría popular y te voy a hacer una de las grandes preguntas que todo hombre se ha hecho en algún momento de su vida: ¿Conoces algún remedio eficaz para la resaca?
Parece increíble, pero a estas horas de la noche todavía tengo la boca pastosa y los rayos de luz me atraviesan para clavarse como alfileres en mi cerebro. De nada me ha servido estarme toda la tarde en la cama con la cabeza tapada, ni tomarme una pastilla efervescente.

Libros libros y más libros. No te quejes, te avisé de que mientras dure el semestre los tengo por pilas esparcidos en toda la casa y ahora que estoy de exámenes (si, no me eches la bronca, menuda forma de aprovechar un domingo en estas fechas...) parecen multiplicarse. Te pido una vez más un poco de paciencia, no intentes ponerlos en su sitio que luego no sabría localizarlos.
Fotografía de Gilbert Tremblay

jueves, 27 de noviembre de 2008

Querida Celia:

¿Sabes? Me lo imaginaba. Sabía que en cuanto vieses un pesebre catalán te llamaría la atención esa figurilla que inmortaliza a un pastor haciendo sus necesidades con el culo al aire.
No sé si en algún otro lugar del mundo hay una figura tan irreverente en los portales. Poco puedo decirte del caganer (algo así como el cagón) aparte de que suele llevar barretina como identificativo catalán y que según la tradición llegó tarde a la ofrenda de los pastores a Jesús precisamente por estar ocupado en menesteres de fuerza mayor.
Entiendo vuestras risas al verlos, si es la primera vez seguro que os han resultado chocantes.

¿Cómo vas del resfriado? Me alegro que el lunes Práxedes vuelva al trabajo. Necesitaría que mañana te esmerases especialmente en "la alcoba" ;-)


Figura y fotografía de : asociación
Amics del caganer (muy interesante sus figuras)

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Querida Celia:
Cuando te pregunté si querías calabaza, no me esperaba que me respondieses de este modo.
No me seas avariciosa, que por aquí también tenemos otro dicho "La avaricia rompió el saco". Ahora en serio, gracias por arrancarme la sonrisa después de un duro día de trabajo.

Por lo que me comentas de Santiago de Chile tiene que ser precioso. ¿Esa cordillera siempre nevada al fondo de la que hablas es la de los andes? Echas de menos tu tierra ¿Verdad? Supongo que más en estas fechas que se avecinan y en una situación como la de tu hija. ¿Ya has empezado a tejer jerseis de lana para el niño?

Dile a Práxedes que levante esos ánimos, que dentro de todo ahora mismo se está mejor en casita que por la calle, con el frío y el viento que hace. Recuerdale, por favor, que no todos somos iguales. Y tú piensa que dentro de dieciocho meses tu hermano puede volver a intentarlo por estas tierras.

Para tu catarro, una receta Belga. Una taza de buen vino caliente con canela y una pizca de nuez moscada, con ralladura de limón y de naranja, un par de clavos de especia y azucar o miel. Mano de santo, te lo aseguro.

domingo, 23 de noviembre de 2008



Querida Celia

¿Qué tal está Práxedes? espero que el fin de semana haya servido pare reconfortar los ánimos.

Ya no se hacen palos de escoba como los de antes ¿eh? Esos de madera que te duraban una eternidad. Tienes razón. Estos palos de escoba de aluminio de hoy en día no duran nada. Supongo que la sociedad en la que vivimos nos conduce a eso, a tener que comprar constantemente una u otra cosa. Todo tiene una necesidad muy limitada y todos tenemos muchas necesidades que cubrir con esos objetos de necesidad cada vez más limitada. El DVD que compraste ayer ya está desfasado porque existe el Blue Ray y ¿Para qué queremos esa gran colección de CD si hoy con el Ipod puedes tener toda la música que quieras en un sólo aparato? Perdona que me ponga así, no sé qué me ha dado, pero es que es verdad, Celia, me da rabia que nada dure y que constantemente tengamos que estarlo cambiando todo.

¿Has empezado ya a preparar las Navidades? Esa es otra, pero mejor lo dejamos para otro día. En todo caso avisarte de que, no sé si en tu país será así o no, pero aquí mejor que empieces a comprar la comida y la congeles, si tienes capacidad para ello, antes de que los alimentos suban a precios desorbitados para bajar después de fiestas a precios de escándalo.


jueves, 20 de noviembre de 2008

Querida Celia

Parece que las desgracias nunca vengan solas. Lamento que hoy, precisamente, hayáis tenido que vivir una de las caras más desagradables de este país en las carnes de Práxedes.
Parece mentira que después de tantos años todavía haya quien se dedique a ir por las calles, a plena luz del día, lamentándose por la supuesta pérdida del orgullo patrio el 20 de noviembre y haciéndoselo pagar al primero que se cruza en su camino simplemente porque sea trabajador emigrante. Suerte, dentro de todo, que los urbanos que habían a la puerta de la escuela han reaccionado con rapidez.
Espero que aparte del susto, los rasguños y las magulladuras se curen pronto. Me gustaría decirte que entiendo perfectamente ese sentimiento de querer dejarlo todo y volver a casa aunque sea "derrotados" como dices, pero sería un tanto hipócrita, no he vivido una situación como la vuestra y no puedo ponerme en vuestra piel.

Espero que se enfríen los ánimos y reconsideréis la situación. Un par de imbéciles con las cabezas rapadas y botas de punteras de hierro no son representativos de la población española por mucho que lo deseen.

Te admiro, Celia. Con todo lo que estás pasando y continúas con tanta determinación acarreando tus tareas dentro y fuera de tu casa como si la cosa no fuese contigo.

Permíteme que hoy te regale una rosa. Muchos ánimos.

martes, 18 de noviembre de 2008

Querida Celia

Desde luego hay quien se toma las cosas al pie de la letra. Que yo le dijese a uno de los usuarios del servicio en el que trabajo que me gusta la calabaza, no implica que tuviese que regalarme una de más de 25 kgs. (Dice que su báscula romana no daba más de sí) así que tú me dirás qué podemos hacer con este "muerto" que hay encima de la mesa.
Compara el tamaño de la grande con la que compré el otro día en el mercado y que pesaba algo más de dos kilos.

Espero que os guste la calabaza, porque yo solo sería incapaz de comerme todo esto y mis amigos dicen que "las hierbas" para los animales.

No soy médico, pero al igual que tú opino que la situación de tu hermano te ha podido producir nervios suficientes para ocasionarte molestias de estómago. Sin embargo tampoco lo dejes pasar y hazte mirar si lo crees necesario. Te repito que por que te tomes unos días no se me van a caer los anillos.

He comprado el material de limpieza que me pediste y te dejo el dinero de hoy y del lunes, que con las prisas salí de casa sin dejarlo en su sitio. Agradezco tu comprensión.


lunes, 17 de noviembre de 2008

Querida Celia

Verdaderamente Tarragona es una ciudad muy pequeña. ¿Así que un pajarito te ha dicho que el viernes estuve comiendo en el puerto deportivo? vaya... tendré que vigilar más cuando salga, espero que no se tratara de ningún paparazzi. Bueno, sobre lo de la compañía... me perdonarás, pero no voy a hacerte ningún comentario al respecto. Ahora en serio, sí, el jueves estuve guardando algo de reposo, pero ya el viernes a medio día salí de casa.

¿Te has fijado? la violeta africana ya tiene pequeños capullos que espero se conviertan en flor.

H0y me he encontrado en correos con Pilar ¿Recuerdas? Yo era el chico nuevo en la oficina y ella me dejaba su puesto. Cuando le pregunté si conocía a alguien de confianza para que cubriese mis necesidades domésticas no dudó en recomendarte a ti la primera de todas. Recuerdo muy bien aquella tarde que te presentaste en la oficina con el peto vaquero y un jersey granate. Recuerdo que cuando te comenté que una vez al año se fumiga el edificio por los insectos me dijiste que acá somos muy remilgados. Me hiciste reír y eso, después de la referencia, fue decisivo para mí.

Le he comentado el tema de tu hermano y opina como yo. Al acabar de llegar no tiene posibilidad alguna de plantear el arraigo y intentar un recurso sería bastante costoso. Sin embargo siempre cabe la posibilidad de un abogado de justicia gratuita...

Gracias por llamarme el miércoles por la noche y gracias por la caja de bombones, no hace falta que me mimes tanto.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Querida Celia

No te preocupes por mí. Lo de mañana es una intervención sin importancia y el mismo día saldré del hospital. Agradezco tu intención y te agradezco la llamada de esta noche, pero ya te dije que iré unos días a casa de mi madre.

Esta mañana he hablado con la subdelegación del Gobierno en Almería y tengo que decirte que el tema de tu hermano es bastante feo. Sin embargo, recurriendo podría alargar un poco más su plazo de estancia en el país, aunque a la larga no sé si le serviría de demasiado.

No, gracias por hacerme reír pero me niego. Por mucho frío que haga no pienso ir por la calle con la boina.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Querida Celia

Lamento las noticias que me das acerca de tu hermano, pero no se puede hacer nada. Ya sabía a lo que se exponía, lo sabeis todos, cuando vino aquí sin papeles. No siempre hay un final feliz. De momento tiene dos semanas para presentar alegaciones antes de que lo deporten de vuelta a Chile. El estar trabajando sin contrato y sin seguridad social a veces comporta eso, que si hay algún incidente el que acaba pagando el pato es el trabajador. A la empresa la sanción... en fin.

¿Vas a ir a Almería a verlo?

No te preocupes por la casa, yo me armaré con un plumero y lucharé a capa y espada contra el polvo. Además el miércoles me operan y no estaré por casa como mínimo hasta el viernes o el sábado, así que por mi parte será sólo cuestión de un par de días el tener que encargarme de esto.

Animos y que no se desdibuje esa sonrisa tan bella de tu cara. (Espero que no le cuentes esto a Práxedes...)

jueves, 6 de noviembre de 2008

Querida Celia

¿Porqué no? ha sido un gran avance que en los E.E.U.U. haya sido elegido un presidente negro. ¿Por qué eres tan negativa respecto a que algún día algún hispano llegue a la Casa Blanca? Obama ha abierto muchas puertas. No creo que sea ningún mesías salvador del mundo, como pretenden algunos, pero sí que creo que ha acabado con la supremacía blanca en el país del Ku Klux Klan. Tengamos fe.

Me voy unos días fuera. Podrías aprovechar para quitar este espeso manto de serrín y polvo que se ha instalado en toda la casa a causa de la maldita obra. Espero que este fin de semana acaben ya con las estanterías y las puertas de los armarios.

Me has dejado, una vez más, maravillado. Tenía toda la casa llena de trastos de la cocina y tú has conseguido organizarlo todo de forma que quepa en un pequeño rincón. ¿Tendrá que ver ese sentido de la organización con tu naturaleza femenina?

Hoy por fin he encendido los fogones y lo he celebrado preparándome para cenar una exquisita sopa de cebolla. Simple pero resultona y más para estos días de frío.

Dibujo de: Rafael Robas.

martes, 4 de noviembre de 2008

Querida Celia

La verdad es que sí que da miedo. Pasar por la puerta de Cáritas cuando voy a almorzar y ver a toda esa gente pidiendo comida y ropa es algo que da cierto pavor si pensamos en que hace unos meses apenas había personas allí y de un tiempo a esta parte cada vez son más. Toquemos madera para que no nos toque a ninguno de nosotros.

Hoy hablaba con mi cuñada, sudamericana como tú, y me decía que esto nos pasa por malgastadores. Ella me ponía el ejemplo de los envases de plástico que se usan para la comida china. Dice que son mejores que los tupper ware para conservar lo que sea.

En fin, dejémonos de pensar en eso y pensemos en que por fin parece que la normalidad ha vuelto a esta casa. Estos días me han servido para tener que valerme un poco más por mi cuenta en casa. La verdad es que mucha de esta mayor independencia te la debo a ti y a tu mano firme a la hora de indicarme qué es lo que tengo que hacer y cómo. No te lo creerás, pero en estos meses que llevas conmigo se ha producido en mi persona un gran cambio en este sentido, ya no soy tan niño mimado como antes.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Querida Celia

Por fin la casa empieza a ser más o menos habitable. Ahora lo único que falta es que me conecten el gas, pero eso mañana por la tarde espero que ya esté listo.
De todas formas no pongas todavía nada en los armarios, deja que lo haga yo poco a poco para saber después donde tengo las cosas.

¿Qué tal el fin de semana? Con esta lluvia y este frío lo único que apetecía (en mi caso al menos)era acurrucarse debajo de una manta viendo una buena película en la tele y tomando un chocolate bien caliente. Lo peor quizá es que las lluvias se han ido, pero el frío se ha quedado y supongo que hasta la primavera no volverá a hacer calor. En estos momentos tengo los pies helados.

No te podrás quejar, esta tarde como medida para combatir el aburrimiento he escobado y fregado el comedor y el despacho y he hecho la escalera.


jueves, 30 de octubre de 2008

Querida Celia

Gracias por el celo con que conservas el desorden de este hogar mientras estoy fuera. Si todo va bien este fin de semana por fin podré regresar a casa.

En lo que me comentas de los catalanes me has recordado a mi abuelo. También a él le chocaba que la noche de víspera de todos los santos nos reuniésemos alrededor de una mesa para celebrar una cena en la que los postres y los licores son los protagonistas.

Las castañas asadas, la mistela (ligeramente distinta al vino moscatel) y especialmente los panellets (cada vez más caseros dados los precios a los que van, este año he llegado a verlos hasta a 39 euros los de piñones) son los auténticos protagonistas de la jornada, relegando a un segundo plano el recuerdo de los fallecidos. Sin embargo, aunque siempre refunfuñaba porque le parecía una falta de respeto al final acababa participando especialmente con la mistela.

Te dejo unas de tantas recetas de panellets que se pueden encontrar (tantas como localidades y casi te diría como personas que pueda haber) Si te animas no lo lamentarás y, gastándote unos 20 euros en los ingredientes podrás conseguir para dos o tres kilos de masa.

La masa, estándar para todos los tipos de panellets la confeccionaremos de la siguiente manera:

Lavamos una patata hermosa (tú misma) y la horneamos sin pelar, preferiblemente dentro de un papel de aluminio para que no se dore. La pelamos y la pasamos por el pasa purés o la trinchamos con un tenedor. Cuando tengamos el puré grueso añadimos 500 gramos de almendra molida, la ralladura de la cáscara de un limón y unos 500 gramos de azúcar. Mezclamos hasta que quede homojeneo y dejamos enfriar hasta que podamos manipular la masa.

Panellets de café:

En un cuenco pequeño añade ¼ parte de la masa (endurecida por el frío)y un poquito de café soluble en polvo. Mezcla, formando un churro largo y estrecho y ve cortando trocitos (del tamaño de una albóndiga más bien pequeña). Moldea rápidamente con las manos una pelotita y hazle un corte en el centro a modo de grano de café.

Panellets de coco:
En un cuenco pequeño añade otra ¼ parte de la masa y mezcla con coco rallado, quedará la masa más bien aspera. Forma un churro largo y estrecho y ve cortando trocitos (del tamaño de una albóndiga más bien pequeña). Moldea apretando con los dedos, dándoles forma de seta con su tallo (se colocan con el tallo hacia arriba). No tienen que quedar perfectas (las setas no lo son), las grietas que aparecen se dorarán ligeramente y quedarán muy bien.

Panellets de piñones:

Son los más clásicos y apreciados, puedes hacerlos con la mitad de la masa cortada y formadas las pelotitas. Bate la clara de huevo cuidando que no haga espuma y mezcla en ella los piñones. Con las manos llenas de piñones (mojados en la clara de huevo) toma las pelotitas y continua dándoles la forma redonda mientras se van incrustando ligeramente los piñones en la masa. Esto se hace con las manos sobre el mismo cuenco donde están el resto de los piñones pues se van cayendo. Si se te pegan los piñones en las manos, humedécelas con agua.

Coloca los panellets ya formados sobre una bandeja de horno con papel vegetal (para horno), es imprescindible el papel, pues sin él se pegan mucho. Con en horno a 200 °C, ponlos durante 3 ó 4 minutos; no se tienen que cocer, solamente se debe formar una fina costra exterior que les permita aguantar la forma al guardarlos. Puedes dorarlos muy ligeramente, después, pero su color original es el blanco. Saca los panellets de la bandeja, sólo cuando estén fríos. Se conservan durante varios días en una caja de lata. Con estas cantidades pueden salir unos 50 panellets (unos 25 gramos / unidad).

Buen provecho y que lo disfrutes dejando de lado esa aberración del Halloween que intentan inculcarnos cada vez más. ¿Qué tradiciones tenéis vosotros para el día de difuntos?

martes, 28 de octubre de 2008

Querida Celia

Esta es otra nota desde el exilio. Cada vez tengo más ganas de volver definitivamente a casa.
No me entiendas mal, no es que no esté a gusto con mi madre, simplemente es que allí se cena a las ocho de la tarde y a las once ya me están rugiendo las tripas de hambre. A las nueve y cuarto, nueve y media, la mujer ya se retira a dormir y tampoco es plan de quedarme viendo la tele hasta las once o las doce, así que solo me queda retirarme a la cama a leer.

Si este fin de semana la cosa sigue igual me iré a Figueres a ver el museo Dalí. Ya te contaré.

Hay que volver a hacer la escalera. He comprado el detergente que me pediste. Ten cuidado de no abrir el agua caliente ni por error.

Recuérdame que no vuelva a meterme en una obra en años!!!



Fotografía: Museo Dalí

domingo, 26 de octubre de 2008

Querida Celia

Menudo desastre. Esta semana tendrás que hacer horas extra (Remuneradas, claro), y es que nada ni nadie nos podría haber preparado para el estado tan lamentable en que se encontraba la cocina tras los muebles.
El sábado todos los baldosines de la pared se vinieron abajo de forma conjunta llevándose de paso buen trozo del esmalte del techo (Menos mal que Práxedes sólo me pintó las paredes!!!) y además al quitar la vieja fregadera se reventó una cañería de agua que estaba podrida. Una auténtica pesadilla. Estoy sin gas sin agua y sin luz, así que escribo esto desde donde estoy escondido y paso un momento por casa para que mañana lo leas.

Tengo ganas de volver a casa. Mi madre no sé qué debe de pensarse. Desde los huevos pasados por agua del desayuno a la sopa caliente y el pescado de la cena, me obliga a que me lo coma todo sin dejarme nada en el plato, como si todavía fuese un chiquillo. Y si se me ocurre decirle que no tengo hambre o que es que ya no como tanto, enseguida se pone a la defensiva diciendo que seguro que me pasa algo.

Por otra parte, también ella se empeña ahora(y no quiero señalar a ninguna culpable de ello) en que si en casa lo hago también allí tengo que planchar y poner a lavar mi ropa, por no hablar de hacer la cama antes de salir al trabajo. Cada vez encuentro más similitudes entre ambas. ¿Será grave?

domingo, 19 de octubre de 2008

Querida Celia

A causa de ciertos imprevistos voy a tener que estar fuera un tiempo. Espero que sean dos o tres días, pero tampoco te puedo asegurar nada. En todo caso tranquila, sigo contando contigo.

Estos últimos días se habla mucho de la memoria histórica en este país y ayer casualmente vi la reposición de un documental sobre las funas en Chile.
Si bien el concepto de funa como grupo de personas que se manifiestan ante alguien para marcarlo por sus delitos ante sus compañeros de trabajo, sus vecinos o sus familiares, consiguiendo de este modo que acabe ante la justicia por los crímenes cometidos mediante la exclusión social no creo que fuese del todo legal en este país, sí que me pareció muy interesante siempre y cuando se base en datos contrastados. Me parece una buena forma de hacer justicia popular.

Bueno, Celia, haz una limpieza a fondo de la casa y te llamo cuando vuelva. Tal y como te dije arriba espero que solo sean unos días.

jueves, 16 de octubre de 2008


Vaya, Celia
Nunca me lo hubiese imaginado. Después de la sorpresa inicial casi me da un ataque de risa. Cuando leí que escuchas a Queen, y por favor no te lo tomes a mal, lo primero que me vino a la cabeza fue el video clip de I Want to break free, ese donde Freddy Mercury sale disfrazado de ama de casa. Sí, lo sé, tengo una mente muy retorcida.

Oye, me parece genial la idea de la comida mixta. Ya concretaremos el lugar para hacerla y los platos que cada uno va a preparar, no sea que se me ocurra preparar una escudella y a ti algún cocido de tu tierra.
Traeré a mi madre, que está deseando conocer a "la mujer que ha puesto en vereda" al menor de sus hijos.

No sabes lo agradecida que te está aunque no te conozca. Eso de que los domingos por la tarde yo planche, ponga la lavadora y aunque solo sea, pase la escoba muy por encima es para ella casi un milagro. También ella, aunque no vive aquí, agradece la tarea que estás llevando a cabo en esta casa.

martes, 14 de octubre de 2008

Querida Celia

Seguimos con las obras. A ver si este fin de semana ya pueden estar acabadas.

No, entre semana no suelo tener tiempo para esplayarme cocinando. Eso lo dejo para los domingos por la tarde.

¿Estamos seguros de que esa foto de tu sobrina se te cayó de la cartera accidentalmente al suelo el lunes antes de irte? Me perdonarás que malpiense pero ¿No lo harías con mala intención? mira que yo soy un hombre fiel y esas cosas.

Tengo una curiosidad. ¿Qué tipo de música te pones en la cadena cuando trabajas? Sé que me pediste permiso para poderte poner música, pero nunca he encontrado un Cd fuera de sitio y dudo mucho de que te ayude mucho con tus tareas esa emisora con tantas tertulias que tengo yo frecuentada en la radio. Te imagino poniendote a Pablo Milanes o a Victor Jara, pero quien sabe, igual me sorprendes escuchando a Maná o algo por el estilo. No sé porqué te hago escuchando en todo caso música latina.

domingo, 12 de octubre de 2008

Querida Celia

Yo no celebro el día de la hispanidad. No se trata de orgullo patrio ni mucho menos. Simplemente todas mis raíces son aragonesas y mi madre todavía tiene eso de reunirnos a todos el día del Pilar para comer y ver por la tele la ofrenda floral a la virgen de nuestra ciudad.


Es raro... desde que fui a la boda cada vez me cuesta menos volver a considerar Zaragoza como mi ciudad, aunque apenas viviese allí un año de pequeño y unos meses de más mayor. Supongo que no puedo negar mis raíces.

Las cosas de palacio van despacio. Te pido un poco de paciencia. Toda la casa está llena de muebles de cocina. Sé que para ti serán un estorbo, pero piensa que serán sólo uno o dos días.

jueves, 9 de octubre de 2008


Querida Celia

Un día con calma tenemos que sentarnos tú y yo y elaborar un diccionario para que nos podamos entender sin problemas.

Cojo tu receta de la empanada y me encuentro lo siguiente: " Para hacer el pino: 1/2 kg. de carne de res molida, 1 kg. de cebollas (dilo, sí, tú pretendes que me engorde más aún) 4 huevos cocidos..." deduzco que "el pino" es el relleno.

Sin embargo ¿Sabes qué es hacer el pino aquí en España? Ponerte de cabeza para abajo sujetándote con las manos. ¿Te das cuenta de la diferencia lingüística? No me imagino yo de cabeza para abajo con medio kilo de carne picada o un kilo de cebolla.

Por otra parte dices que la empanada se cocina en una lata. Supongo que será la bandeja del horno, ¿no?

Gracias por la empanada que me dejaste el otro día. El lunes ya te contaré qué tal me ha salido el experimento, pienso prepararlas para celebrar el día doce en casa de mi madre.

Te dejo el dinero de Práxedes junto al tuyo. Dile que he quedado muy contento con la cocina.





Fotografía de Robert Doisneau


martes, 7 de octubre de 2008

Querida Celia

Te ha tocado! hay que acabar de vaciar la cocina. Esta noche me he puesto un rato después de cenar pero no he tenido tiempo de acabar. Deja los trastos en la primera habitación. No te preocupes por dejarlos en un orden determinado. Cuando haya que volver a situarlos en la nueva cocina ya improvisaremos.

Así que Paseo de Gracia, Ramblas y Sagrada Familia. Buenas elecciones para alguien que visita por primera vez Barcelona. Te confesaré que nunca he estado dentro de la Sagrada Familia, en eso me ganas.

En Cataluña es muy típico mezclar los ingredientes del mar con los de la montaña. Entre los platos más famosos está el típico mar y montaña que mezcla pollo con langosta, pero como soy pobre y nunca he podido permitirme el lujo de la langosta, me quedo con otro plato diferente, muy contundente para estos tiempos en que empieza a apetecer algo caliente y muy muy sabroso: Albóndigas con Sepia.


No me pidas cantidades porque yo no ando por casa con básculas a la hora de hacerme las comidas, así que te daré la receta de forma poco ortodoxa.

Los ingredientes son Carne Picada de ternera y de cerdo mezcladas, 1 sepia (o las que tú creas necesarias) pan duro, un vaso de leche, azafrán, canela, pimienta, un puñado de guisantes (o dos) unas avellanas y unos piñones tostados (tampoco nos pasemos que esto puede subirnos el presupuesto) un par de ajos (a gusto del consumidor), harina, cebolla, un vaso de vino tinto, caldo de pescado y unos tomates.

Empezamos poniendo el pan duro a remojo en la leche. Le añadimos la carne picada, el huevo (que se me había olvidado arriba) una pizca de canela y pimienta para darle gusto y lo amasamos todo hasta que nos quede una pasta con la que daremos forma a las albóndigas. Las pasaremos por harina, las doramos en una olla y cuando empiezan a coger color las apartamos.

Aunque te pueda parecer insólita la canela en las albóndigas, le da un toque especial al plato.

En la misma sartén donde hemos dorado las albóndigas doramos acto seguido la sepia y también la apartamos.

En el aceite donde hemos rehogado las albóndigas y la sepia rehogamos la cebolla. Cuando empiece a dorarse (seguro que a ti no se te quema como me pasa a mí) le pones una cucharadita de harina y la fríes sin dejar que te coja gusto a quemado (!insisto!).

En este punto añades a la olla el tomate, el vaso de vino, las albóndigas, la sepia, los guisantes y el caldo. Lo dejas hervir todo hasta que la sepia esté blanda.

En un mortero pones los frutos secos, un chorro de aceite, sal, los ajos pelados y un trozo de pan frito (otro olvido). Lo picas todo con el almirez y lo añades al guiso cuando haya roto a hervir.

Si consigues desencriptar esta receta, buen provecho.


Imagen sacada de Google

domingo, 5 de octubre de 2008

Querida Celia

¿Qué tal por Barcelona? ¿Qué es lo que habeis visto? ¿Qué tal le va a tu hija por allí? Ya me contarás cómo le han ido estos primeros días de facultad.

Ahora que por fin tendré cocina nueva tendrías que pasarme la receta de tu famosa empanada de carne, esa que dices que os sale tan buena a los chilenos. ¿Quieres decir que no será un derivado de la empanada española de toda la vida? Si te parece, yo a cambio te ofreceré alguna receta que te interese de la cocina española o catalana. ¿Hay trato?

jueves, 2 de octubre de 2008

Querida Celia

Ese color verde pálido que ha elegido Práxedes para la cocina me encanta. Dile que estoy de acuerdo con el precio, que el lunes puede venir por la tarde.

Uffff pedirme que te recomiende algo de Barcelona para visitar en un sólo día... Barcelona no se acabaría de conocer del todo ni en una vida entera. Supongo que me tocaría decirte que vayáis a ver la sagrada familia, el parque Güell o las Ramblas. Sin embargo mis preferencias son bastante diferentes.

Me encanta la Boquería, en medio de las Ramblas, y también me encanta el Raval, ese barrio tan sórdido con calles atestadas de gentes de todas las razas y colores que se extiende detrás de ella. Un barrio canallesco, donde las prostitutas se ofrecen a plena luz del día en los portales mientras sus chulos las observan tras los cristales de alguna cafetería.

Es curioso, pero para mí es uno de los barrios más "vivos" de Barcelona. En pocos metros te encuentras a un grupo de senegaleses bailando danzas tribales y a peruanos tocando su flauta de pan dejando entre medio un grupo de subsaharianos que hablan entre ellos a gritos.

En fin, que supongo que no soy el mejor guía para Barcelona, que entiendo que una excursión en la que Práxedes y tú disfrutéis de un día sin niños sea tan importante para vosotros y que espero que la disfrutéis. Ya me contarás.
Foto y enlace de: Alosroco

martes, 30 de septiembre de 2008

Querida Celia

Realmente el tiempo pasa volando... y una vez tenemos con nosotros esa tablilla de limpiar la escalera a la que tanto cariño le tengo. Ya sabes lo que toca.

Así que a tu hija ya le han hecho la primera ecografía... sigo pensando que vivir esas alegrías desde la distancia, tiene que ser algo duro. Espero que el niño traiga alegrías a los dos lados del mundo.
No te hubiese imaginado tan "activista" pero tienes razón. Empezando por mí mismo, muchas veces parece que para "los de acá" como tú dices, solo existan las tribus nativas de Norteamérica o a lo máximo las de México y Perú. Tendrías que hacerme llegar alguna postal de algún representante de tu tribu para que la cuelgue en el collage de la pared junto a Sitting Bull o a Crazzy Horse y no te lo digo por quedar bien.

Dime qué tipo de películas os gustan y te diré si tengo alguna de ese estilo que os pueda dejar de mi Videoteca. De todas formas, ya te dije que tampoco me importa que curiosees siempre y cuando no la desordenes demasiado (sí, lo sé, soy muy maniático) y las películas sean devueltas.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Querida Celia

¿También tú? Aún no estamos ni en octubre y en menos de una semana ya me he gastado una fortuna en números y participaciones de loteria de Navidad. Está bien, traeme el miércoles un número para el viaje de fin de curso de tu hija (cada vez empiezan a prepararlo antes!!!)

El viernes precisamente leí un artículo en el diario en el que decía que esta es la provincia que más gasta en todo tipo de juegos de azar en toda España.

Las obras de la cocina van a empezar, finalmente, con sólo dos meses de retraso. Dile a Práxedes que me llame para lo de pintarla antes de poner los muebles. A poder ser, durante esta semana.

Me da pereza pensar en tener que moverlo todo para volver a ponerlo en su sitio, pero a la vez me hace ilusión pensar en tener una nueva y radiante cocina.

¿Sabes? que no se te suba a la cabeza, pero en estos pocos meses que llevas por aquí la casa se nota... diferente, y eso es agradable.

viernes, 26 de septiembre de 2008


Querida Celia

No dejarás de sorprenderme. Gracias de nuevo. Al reubicar los muebles de "la alcoba" (Seguiré negándome a usar esta expresión sin comillas) es cierto que mi habitación ha ganado mucho espacio.

Tomo nota de esa laaaaaaaaarga lista de material de limpieza que me pones como deberes para el lunes.

Pues no... no conozco ninguna asociación de poblados indígenas y no creo que fuese una idea tan descabellada. Así que mapuche... no me había atrevido a preguntarte antes, pero siempre he sabido que tus facciones eran de "india" (espero que no te tomes a mal el término, no sé cómo llamaros). No te extrañe si a partir de ahora te coso a preguntas sobre tu gente. Para empezar, ¿Fue en serio lo de la demanda a Microsoft? ¿Sabes cómo acabó?

Una pregunta cotilla, Celia. No me importan tus años pero... ¿Cuando los cumples?

martes, 23 de septiembre de 2008

Querida Celia

¿Desde cuando ha pasado mi habitación a ser "alcoba"? ¿Qué es eso de que te alegras por mi por eso de que "un hombre no debe estar solo? solo te ha faltado hablar de lecho nupcial! Ya te dije el otro día que era solo una amiga y para colmo creo que se lo pensará dos veces para volver a subir a casa.

No, no soy hombre de televisión en "alcoba" (Y no pienses mal que creo que te empiezo a conocer) así que en un principio no le daré uso a la tele pequeña, pero como nunca se sabe, la dejaré en el armario del pasillo.


No sé si lo has leído en la prensa o visto en las noticias, el otro día por fin sacaron a flote los dos trozos de la gabarra, parece que poco a poco las cosas se encauzan, aunque el daño ya esté causado.

Tendrías que empezar a sacar las camisas de manga larga del armario y planchar un par de ellas, hoy he tenido que volver a subir desde la calle a ponerme un jersey por el frío. Mañana, para no ir con una camisa como un acordeón, me pondré una de mis chaquetillas finas de entretiempo.

Óleo de J. Enrique González

domingo, 21 de septiembre de 2008

Celia...

No sé si agradecerte o recriminarte que el viernes me tuvieses preparado al volver a casa un café bien fuerte y unas tostadas con mermelada "para recuperar fuerzas", según ponía en tu nota... ¿Había algo de cachondeito en ese desayuno? Gracias de todas formas, ya había almorzado fuera con mi amiga antes de subir.

No te hagas ilusiones. No será la señora de esta casa al menos de momento, así que tendrás que seguir aguantando mis notas y mis manías de soltero hasta que un día, alguno de los dos, decidamos partir peras, como decimos por aquí.

¿Qué es lo que has visto de la fiesta mayor?

Descuelga las cortinas de mi habitación y ponlas a lavar, por favor.

viernes, 19 de septiembre de 2008

Celia...

No recuerdo un momento tan embarazoso en toda mi vida. Pensé que al igual que en vacaciones, al ver mi coche abajo sabrías que estaba en casa. No me imaginé que creyeses que había ido a trabajar en autobús como alguna vez.

La culpa fue mía por no avisarte el otro día de que hoy tenia fiesta.

El grito que ha dado mi amiga cuando, al salir de la ducha, te ha visto aparecer por la puerta, se habrá escuchado en todo el bloque. Y luego mi estampa saliendo precipitadamente de mi habitación en boxers...

Te agradezco que nos hayas dado un tiempo para arreglarnos y salir de casa antes de que vuelvas a hacer tus tareas domésticas. Me ha parecido pasmosa la aparente normalidad con que tú te has tomado la situación, como si no pasara nada. Confío en tu discreción.

Tiende la ropa que hay en la lavadora, por favor.
Fotografía de autor desconocido

martes, 16 de septiembre de 2008


Querida Celia

¿Cómo va el niño con el esguince? ¿Se las apaña bien con las muletas?

¿Así que te llamaron la atención los diablos? ¿No tenéis nada parecido por Chile?

Creo que tienen que tener más valor los que se meten delante de un toro en los San Fermines de Pamplona que, los que alguna vez, nos hemos metido delante de lo que tu llamas Diablos de fuego. Esas chispas apenas queman. Recuerdo que ya hace algunos años me encantaba meterme debajo de ese mar de chispas.

A propósito, el nombre correcto sería correfocs, traducido al castellano corre fuegos. Ahí se incluyen los dragones, los diablos etc etc. y son uno de los actos más identificativos y participativos de cualquier fiesta mayor en Cataluña.

El otro día me dio una venada y me puse a hacer limpieza en el despacho. Encontrarás un montón de papeles apilados allí. Son para tirar.

lunes, 15 de septiembre de 2008

Querida Celia

No se trata de ninguna propaganda de las fiestas mayores, que a propósito empiezan hoy. La curiosidad reside en que esa chocolatina llamada "Tarragona" proviene de Noruega. Si más no, no me hubiese imaginado algo así.

También es mala suerte lo de tu pequeño. Sí, los servicios de Urgencias, y más en fin de semana, suelen estar bastante saturados. Dentro de todo, un esguince tampoco es que sea mucha cosa siempre y cuando se cuide bien. ¿Cuantos hijos tienes? me habías hablado de la que vive en Chile, de la que empieza en la facultad este año y ahora de este de doce.

El tema de la gabarra de momento sigue igual, ya sabes: "todo controlado" se sigue vaciando el petróleo desde que se partió el jueves cuando intentaban reflotarla.

Hoy vuelta al cole. Aparcar en el centro vuelve a ser un suplicio, aunque tú eso ya lo sabrás, que vives allí.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Querida Celia

Ya ves, al final no he ido a Zaragoza. El incidente del puerto ha sido lo que ha hecho que me quede.

Los ánimos se vinieron abajo en cuanto me enteré que la gabarra se había hundido con todo su cargamento de petróleo y combustible refinado.

Nos manipulan, Celia, de eso no tengas duda. Primero dijeron que eran 3000 litros. Después la cifra subió a 25000 y ahora ya estamos cerca de los 50000 según algunas fuentes.
Tampoco es cierto que el tema esté totalmente controlado. Se han visto manchas oscuras en algunas playas cercanas.

En fin, todo esto me trae recuerdos demasiado amargos. Recuerdos de una tierra a la que llegué a amar como amo a esta y a la que dejé de ir después del desastre que allí vivieron en el 2002 cuando se hundió un petrolero provocando el mayor desastre ecológico de este país. "Nunca mais" fue el grito de proclama de entonces. "Nunca mais" *se gritaba en España entera.

¿Tendremos que gritar nosotros "Mai més"*?

Jejeje sí Celia, ayer es posible que saliera en el telenoticias. Si mi primera intención era salir hacia Zaragoza después de comer fue precisamente por eso.

El miércoles por la noche estuve en la recepción oficial que se le hizo al embajador de tu país en la ciudad, y ayer fui a la inauguración del monumento conmemorativo de Salvador Allende en el parque de la ciudad. Supongo que en alguno u otro momento me cogerían despistado los periodistas.

Quedan por fregar una pila de platos de anoche. Vinieron unos amigos e improvisamos con lo poco que tenía en la nevera, dado que no pensaba estar.

* Nota: nunca mais en gallego y mais mes en catalán significa nunca más en castellano


martes, 9 de septiembre de 2008

Querida Celia

Día de feriado... me ha costado asimilar ese concepto tan sencillo pero a la vez tan complicado. Para nosotros, en España, es día festivo. Todavía me cuesta a veces acostumbrarme a vuestro castellano. Sin embargo no es "día de feriado" nacional, sólo en Cataluña.

El 11 de septiembre se conmemora la caída de Barcelona en manos de las tropas castellanas en 1714. Puede sonar raro pero sí, nuestro día nacional es para conmemorar una derrota.

Aprovechando estos días marcharé a Zaragoza. No insistas, que no iré a ver la Expo. Marcharé el jueves después de comer, así que el viernes, si te parece bien, te doy fiesta.

Estate tranquila, todo está bien. Empiezo a pensar que realmente te tomaste la reprimenda del otro día demasiado en serio. Tampoco creo que fuese para tanto.
Óleo de Antoni Estruch

domingo, 7 de septiembre de 2008

Celia

¿Quieres decir que las violetas son una buena alternativa? Tampoco hacía falta que me trajeras las semillas. ¿Qué tengo que darte por ellas?

No te tomes tan a la tremenda lo del otro día. Simplemente fue una llamada de atención. No pretendía, ni mucho menos, parecer un ogro. Solo eran cosas en las que me había fijado. En ningún momento he puesto en duda tu trabajo. Eso que te quede claro.

Y ahora sí que te pido especial atención. Mañana empiezo las clases. Eso significa que a partir de ahora empezarás a ver libros y hojas de papel esparcidas por todas las mesas y por toda la casa. Por favor haz tu trabajo pero luego intenta que las cosas queden tal y como estaban. Especialmente los papeles, y sobretodo no me tires ninguno por muy arrugado o lleno de tachones que estén. De tirar los borradores que no me sirvan ya me encargaré yo.

El jueves es fiesta. La diada de Catalunya. Ya te contaré. Los catalanes compartimos con vosotros los chilenos (y desde el 2001 con los Norteamericanos) la conmemoración del 11 de septiembre.


Fotografía sacada de Google, autor desconocido

viernes, 5 de septiembre de 2008

Querida Celia

Vuelve a hacer la escalera y cuelgale la tablilla de marras a la vecina de enfrente. No quiero verla por aquí lo menos en cuatro semanas.
Quitame el polvo de encima de las estanterías del despacho y pasa bien la escoba por debajo de mi cama. Que no me guste tener mano dura no significa que no me fije en ciertas cosas. Acepta este pequeño tirón de orejas sin resentimiento, por favor.

Que uno haga vacaciones durante un mes no significa que el mundo se pare o que la gente deje de tener problemas durante este tiempo. Esto viene a que la vuelta al trabajo ha sido dura en cuanto al volumen de tareas a realizar. He hecho jornadas de diez y once horas para ponerme al día, cosa que ha sucedido esta tarde.

Todo esto viene porque al llegar a casa exhausto, he visto con tristeza que con el estress de estos días he dejado que la albahaca se me seque. Aún le quedan algunas flores verdes en la parte superior de la mata, pero los tallos están completamente secos. Ya no creo que pueda hacer nada por ella, y sin embargo me resisto a arrancarla de la maceta.

Tendré que pensar en buscarle una substituta. ¿Alguna sugerencia?

martes, 2 de septiembre de 2008

Querida Celia

Yo no sé si es que el tiempo pasa que no me entero o es que los vecinos son demasiado espabilados y me toman el pelo. Sea como sea, otra vez tengo en casa la dichosa tablilla de fregar el rellano, así que ya sabes.

Jolines, con toda la carne que dices que comisteis, o estáis muy habituados, o las sales de frutas tendrían que estar presentes como el azúcar en el café. ¿No?

La vuelta al trabajo ha ido mucho mejor de lo que me esperaba. La verdad es que fui con muchos ánimos y además me encontré con ciertas ventajas respecto al horario laboral que no me esperaba y que aún me animan más. Lo que me mataba realmente era llegar a casa a las ocho de la tarde.
¿Tú vas a tomarte vacaciones?

Sé que Práxedes hace alguna cosilla por las tardes. ¿Querrías preguntarle cuanto me cobraría por darle una mano de pintura al pasillo? Que no se corte porque tú trabajes aquí.
Cartel de los años sesenta anunciador de Eno

lunes, 1 de septiembre de 2008

Querida Celia

La verdad es que supongo que todo es acostumbrarse a la medio penumbra del pasillo. Es lo que tiene vivir en un piso con un lado completamente interior. Además, en verano no corre una brizna de aire, aunque eso ya lo has padecido.

Es cierto, me gusta tener las paredes llenas de postales, posters y otras cosas que no me hagan sentir el vacío blanco de los muros. Mis favoritas... la foto en sepia de Walth Withman, el poster de Lorca la postal de Pulp Fiction y cómo no, todo el desfile de sobrinas que tengo esparcidas por el piso.

Sí, eso te lo quería decir yo. Cuidado con limpiar la foto de Elvis, que es auténtica. No, no puedo ponerle un cristal encima porque ya no sería lo mismo. Hasta ahora yo lo que había hecho era pasarle simplemente un trapo seco por encima.
No es que sea especialmente fan de el Rey, pero reconozco que si por cosas del azar cae en mis manos una foto con autógrafo incluido y con certificado de autenticidad... no seré yo quien desaproveche esta oportunidad.

Fotografía y enlace de la exposición: Cape Farewell. Arte climático

viernes, 29 de agosto de 2008

Querida Celia

Encima de la mesa te dejo "El señor de los anillos". Se me hace raro que a estas alturas haya quien todavía no lo haya leido, aunque supongo que tampoco es de tan extrañar. A mí personalmente no me acabó de convencer el libro.

Quizá demasiado largo para la época en que lo leí, cuando aún era muy jovencito. No te preocupes por devolverlo. Es el típico libro que la gente siempre piensa que va bien para regalo y tengo varias ediciones diferentes. Espero que tu hija lo disfrute si está tan ilusionada como dice por leerlo.

Para el lunes necesitaría tener planchados algunos pantalones. Es una suerte no tener que ir a trabajar ni con uniforme ni con traje o corbata, pero también es verdad que no estoy por la labor de descuidar mi aspecto con camisetas o pantalones informales de los que suelo llevar fuera de horarios laborales.

Edición de lujo de El señor de los anillos.

miércoles, 27 de agosto de 2008


Celia

Gracias ante todo por invitarme a la parrillada del domingo, pero entiende que rehuse la invitación. No por nada, simplemente es que no conozco a nadie y creo que podría sentirme extraño. Me alegro de que Práxedes haya encontrado trabajo en la empresa municipal de limpieza. No es ningún trabajo denigrante, no te preocupes por eso, además se lo ganan bien.
Hablando de ganar, he decidido que si te parece bien, pasarás a cobrar la hora de nueve a diez euros a partir de la semana que viene. ¿Qué opinas?

Gracias por el detalle de las flores secas. Me gusta que te hagas cargo de la casa porque siempre hay pequeñas cosas en las que yo no caería y que en cierta forma le dan vidilla: Ese situar el photos donde más luz pueda recibir, las flores secas que has traido y puesto en el gran jarrón de la entrada, mover el bastonero donde más se luzca...

Si me lo permites, a partir de ahora, empezaré mis notas con el siguiente encabezado: "Querida Celia".

lunes, 25 de agosto de 2008

Celia

Hoy la casa está especialmente desastrosa, cosa de un fin de semana digamos... algo movido.

Lamento el estado en que te encontrarás el comedor. Anoche intenté limpiar los vasos rotos, pero estoy seguro de que aún me habrán quedado cristales por el suelo.
Es un infierno cuando se rompe un cristal o un plato, siempre acaban quedando pedacitos esparcidos por todos lados. ¿No tendrás una fórmula mágica para evitarlo? No se vale decirme que la de que no se rompan.

Bueno, encaro ya la última semana de vacaciones y los ánimos empiezan a ir de capa caida. Aunque me guste mi trabajo y me guste tratar con la gente, se está mucho mejor en casa, despierto hasta las tantas y durmiendo hasta también las tantas.

Lo peor de todo es que hago todas las vacaciones de golpe y eso conlleva no volver a tener hasta agosto del año que viene. !Todo un año por delante! Celia, te dejo, creo que voy a tener que tomar una copa para no pensar en ello.


Fotografía sacada de: newsday.com

viernes, 22 de agosto de 2008

Celia

Las tormentas de verano es lo que tienen. Te pillan donde te pillan, descargan encima sin previo aviso y después desaparecen igual que han venido. El cielo sigue plomizo y en cualquier momento vuelve a caer otra como la de anoche, así que de momento no, no me hagas los cristales como mínimo hasta que no se vea el cielo más despejado.

Lo malo de estas tormentas tan escandalosas es que al final quienes acaban pagando el pato son los agricultores a los que se les daña la cosecha, cosa que después nos cobran a nosotros en el precio de la fruta y la verdura.

No... que le tenga tanto cariño a la albahaca no quita de que le encuentre la utilidad que tiene y la use con fines culinarios. Anoche mismo me hice una dorada al horno previamente aliñada una horita con limon, aceite de oliva y albahaca que quitaba el hipo.

Vaya, parece ser que septiembre es mal mes para todos ¿no? a unos nos preocupa tener que volver a trabajar después de las vacaciones y otros ya estais con los quebraderos de cabeza propios de la vuelta al instituto. Y encima este año ya tienes a una de tus hijas en la facultad!

En fin, no pretenía meter el dedo en la llaga, solo era un comentario. Buen fin de semana

jueves, 21 de agosto de 2008


Tienes razón, Celia

La culpa fue mía que te dije que te llamaría para confirmarte si podías venir o no. No te preocupes que por que pase un día sin que vengas tampoco va a pasar nada.

Lo que sí que es verdad es que no me habías dicho nada del fregasuelos. Me comentaste lo de las fregonas pero no que tenía que comprar también fregasuelos. Mañana lo tienes sin falta.

¿Sabes? finalmente he conseguido semillas de albahaca, aunque me han aconsejado que las plante en una maceta algo más grande. La importancia de esa planta está en que cuando la traje apenas era un tallo de un par de centímetros que dudaba de que pudiese despuntar y ahora ya ves cómo está. ¿Cómo no tenerle cariño a algo que arraiga en tu propia casa? si estoy así por una planta que ya había nacido cuando la traje aquí, no quiero ni imaginarme si realmente me nacen el año que viene.