** Notas a Celia **

* * * * *


Este blog es un sentido homenaje a todas aquellas mujeres que realizan las tareas domésticas en nuestros hogares cuando por las prisas, el trabajo, o el motivo que sea no podemos hacerlo nosotros. Esas mujeres a las que en muchas ocasiones apenas vemos y con las que nos acabamos comunicando, en el mejor de los casos, mediante notas

. . . .

viernes, 22 de agosto de 2008

Celia

Las tormentas de verano es lo que tienen. Te pillan donde te pillan, descargan encima sin previo aviso y después desaparecen igual que han venido. El cielo sigue plomizo y en cualquier momento vuelve a caer otra como la de anoche, así que de momento no, no me hagas los cristales como mínimo hasta que no se vea el cielo más despejado.

Lo malo de estas tormentas tan escandalosas es que al final quienes acaban pagando el pato son los agricultores a los que se les daña la cosecha, cosa que después nos cobran a nosotros en el precio de la fruta y la verdura.

No... que le tenga tanto cariño a la albahaca no quita de que le encuentre la utilidad que tiene y la use con fines culinarios. Anoche mismo me hice una dorada al horno previamente aliñada una horita con limon, aceite de oliva y albahaca que quitaba el hipo.

Vaya, parece ser que septiembre es mal mes para todos ¿no? a unos nos preocupa tener que volver a trabajar después de las vacaciones y otros ya estais con los quebraderos de cabeza propios de la vuelta al instituto. Y encima este año ya tienes a una de tus hijas en la facultad!

En fin, no pretenía meter el dedo en la llaga, solo era un comentario. Buen fin de semana

2 comentarios:

Anna. dijo...

Caminante... a veces es precioso ver llover a través de la ventana, el paisaje del cielo gris, las nubes que dibujan sus tardes como si pitaran los sentimientos en un cuadro de sus nostalgicos colores. Y si, hay trmentas escandalosas, pero eso depedende de la agudeza de nuestros oidos: cuando estamos bien la lluvia es placida y nos canta, cuando estamos mal, la lluvia solo hace compañia, sinfonia de dolor callendo sobre el techo de casa, mojando las flores del jardin y destruyendolas con su furia.

sabes? Septiembre no es mal mes, es el noveno mes, se vienen cumpleaños y fechas "especiales" que nos hacen sentir alguien para alguien... pero esta es la primera vez que quiero encerrarme a ver la lluvia como diria benedetti " ver la lluvia a traves de letras invertidas" tal vez asi, la vida sea un poco mas suave, mas sencilla... y menos turbia y cruel.

Un abrazo.

Anna.

fonsilleda dijo...

A mí me gusta Septiembre, sobre todo ahora que ya no tengo que preocuparme de los estudios de nadie. Si estudian, es por su cuenta.
Y me gustan las tormentas de verano, tienen un atractivo visual espléndido, aunque ya sé que son dañinas.
La enciclopedia me recuerda mi infancia. ¡Qué tiempos!