** Notas a Celia **

* * * * *


Este blog es un sentido homenaje a todas aquellas mujeres que realizan las tareas domésticas en nuestros hogares cuando por las prisas, el trabajo, o el motivo que sea no podemos hacerlo nosotros. Esas mujeres a las que en muchas ocasiones apenas vemos y con las que nos acabamos comunicando, en el mejor de los casos, mediante notas

. . . .

martes, 16 de diciembre de 2008

Querida Celia

Ya te avisé con antelación de los peligros de esperar a última hora para hacer las compras. A quien se le ocurre ir al centro comercial el domingo...

No, papanoel no aparece por casa ni de coña. Aunque seamos de fuera somos muy fieles a la tradición catalana de hacer cagar al tió. Si has paseado por los mercados de navidad habrás visto unos troncos de madera con barretina y posiblemente con una manta encima. ¿Recuerdas el pastorcillo cagón del que te hablé el otro día? No estoy seguro, pero creo que lo de hacer cagar al tió tiene que estar, de alguna forma, relacionado con él.

Se instala en un lugar preferente de la casa unos días antes de la Noche buena y los peques le dejan por la noche comida y bebida para que traiga los mejores regalos. La Noche buena, que a proposito en Cataluña no se celebra más que para hacer cagar al tió y ir a la misa del Gallo, los niños le pegan de palos al pobre tió, que acaba dejandoles a cada uno sus regalos, mientras le cantan una bella canción que tiene como estribillo "Caga tió o si no te daré un golpe de bastón".

Como te decía, por mí ese gordo barbudo y sus renos se pueden dedicar a otra cosa.



Si seguimos con este tiempo, igual tenemos unas navidades blancas, quien lo sabe. Serían las primeras de mi vida, pero estaría bien que el aguanieve de estos días acabase cuajando ¿No te parece?

4 comentarios:

Zoe dijo...

Me gusta el fondo estrellado( navideño) que estrenas en tu casa.Eso de pegarle palos al tió no es incitar a la violencia? :-)..siempre me han gustado aquellos regalos que no cuestan dinero, ni palos, quizás los que más cuestan. Me dirás Celia que soy muy parlanchina pero es que me siento a gusto aquí. Si tuvieras un rato libre te acompañaría a hacer las compras, yo aún no empecé con tanto ajetreo de casa en casa.Siempre preferí a los tres Reyes de Oriente. Este año no pido nada , alguien lo hizo mucho mejor que yo en su blog...

Ahhhh, y nunca he visto nevar, ni toqué la nieve ( o, si?). Si nevara allí, recuérdame mientras la pisas y la ves caer..

fonsilleda dijo...

Me encanta este pais nuestro en el que, en cada región hay una tradición distinta y digna de conservar.
Celia, ya verás como poco a poco terminas contagiándote y celebrando al tió y lo que haga falta.
¡Faltaría más! y, seguro que sin olvidar a tu tierra y a los tuyos, os divertís mucho.

Dante dijo...

Si esa es la tradición... habrá que hacerlo cagar, entonces. Acá los que están bien cagados, son los crios que esperan el regalo. La crisis se agudiza cada vez más. Buenas compras para Celia. Y si nieva... que lo disfruten. Está bueno ver caer la nieve. Un abrazo.

Balteu dijo...

Pasé por aquí a visitarte Eduard y leer de paso tus recomendaciones a Celia.
Me gustó mucho el vídeo de You Tube.
Ojalá tengas esas Navidades blancas que deseas, pero sin frío y aprovechando, te deseo que pases unas muy felices fiestas y que el año venidero te traiga todo eso que deseas.

Un abrazo, amigo.