** Notas a Celia **

* * * * *


Este blog es un sentido homenaje a todas aquellas mujeres que realizan las tareas domésticas en nuestros hogares cuando por las prisas, el trabajo, o el motivo que sea no podemos hacerlo nosotros. Esas mujeres a las que en muchas ocasiones apenas vemos y con las que nos acabamos comunicando, en el mejor de los casos, mediante notas

. . . .

miércoles, 7 de enero de 2009

Querida Celia

¿Puedes hacerme un favor? Cuando vengas esta tarde intenta hacer el menor ruido posible y no te preocupes por mi habitación. Acabo de llegar de viaje y llevo desde el domingo sin apenas dormir. Además el dolor también cansa. Ahora mismo me siento como si todas las lágrimas lloradas me hubiesen erosionado por dentro y lo que necesito es tener fuerzas suficientes para no hacerme añicos a causa de dicha erosión.



Agradezco tu amable nota y tu llamada al móvil. Finalmente he optado por venir a casa. ¿Qué gano haciendo que mi madre me vea en estas condiciones? Mis amigos cuidarán de mi, al menos esta tarde. Como cantó en su momento tu querido Freddy Mercury "The show must go on" el show tiene que continuar, aunque no tengamos fuerza para ello. El trabajo, los amigos y la familia son los que ahora mismo tiran del carro, como vulgarmente decimos por aquí. Me dejaré llevar hasta que sea capaz de volver a caminar por mí mismo. Como decía otra hermosisima canción que le encantaba a mi amiga "Nunca me enseñaron a volar, pero sé que el vuelo debo alzar". Realmente el viejo tren silba y parte llevandose con él algunos de los momentos más preciados de mi vida. Son tantas cosas las que me pesan después de este último golpe del destino que realmente me pregunto si podré volver a ser el de antes.

¿Sabes una cosa? Hace poco alguien me dijo en el rellano que no creía en las casualidades, que todo sucede por algo. Supongo que por eso se adelantaron los reyes unos días, supongo que quizá ese sea parte de su legado.

4 comentarios:

Dharma dijo...

Excelente texto. Precioso blog.
Espero pasar más a menudo.
Un abrazo.

fonsilleda dijo...

Dejo mi comprensión, mi presencia y un: aquí seguimos por si quieres.
Biquiños.

Balteu dijo...

Apreciado compañero, solo puedo decirte que aquí tienes mi hombro, apóyate en el y trataré de ayudarte para salir adelante.
Si tú quieres, ya sabes dónde estoy.

Un abrazo.

Zoe dijo...

Para mí la muerte de alguien tan querido es una lluvia que nunca cesa, nos rompre y es un pequeño precio comparado con esa ausencia.tardamos años en unir los trozos y aún sigue siendo un pequeño precio..Luego al pasar muchisimo tiempo nos acompañan los gratos momentos que vivimos junto a quien de veras tanto quisimos...Hace falta mucho tiempo `para que la lluvia, la dura lluvia cese...Es un largo camino que tú solo has empezado a caminar..por aquí seguimos, por aquí aún seguimos intentándolo..

Un abrazo...