** Notas a Celia **

* * * * *


Este blog es un sentido homenaje a todas aquellas mujeres que realizan las tareas domésticas en nuestros hogares cuando por las prisas, el trabajo, o el motivo que sea no podemos hacerlo nosotros. Esas mujeres a las que en muchas ocasiones apenas vemos y con las que nos acabamos comunicando, en el mejor de los casos, mediante notas

. . . .

domingo, 12 de julio de 2009

Querida Celia:

¿Qué tal de literatura? Hoy hubiese cumplido ciento cinco años el poeta chileno más internacional de todos los tiempos: Pablo Neruda.
Creo que quien más quien menos todos, alguna vez, nos hemos encandilado con sus poemas de amor y si no lo has leído te recomiendo fervientemente "Confieso que he vivido" su autobiografía, quizá el mejor libro de memorias que haya leído hasta el momento.

Ya ves, el verano está tonto. Amanece nublado para salir el sol a medio día con toda su fuerza y volver a nublarse al atardecer, pero ni se decide a llover ni deja que el sol luzca.

Me he pasado toda la tarde cocinando: Un gazpachito, una crema de verduras, una ensalada de arroz y pollo en escabeche.
Cuando llegues te tocará darle un repaso a la cocina. He quitado los cacharros y he limpiado parte de lo que he ensuciado, pero reconozco que aún queda.

3 comentarios:

Anna. dijo...

"NECESITO del mar porque me enseña:
no sé si aprendo música o conciencia:
no sé si es ola sola o ser profundo
o sólo ronca voz o deslumbrante
suposición de peces y navios.
El hecho es que hasta cuando estoy dormido
de algún modo magnético circulo
en la universidad del oleaje.
No son sólo las conchas trituradas
como si algún planeta tembloroso
participara paulatina muerte,
no, del fragmento reconstruyo el día,
de una racha de sal la estalactita
y de una cucharada el dios inmenso.

Lo que antes me enseñó lo guardo! Es aire,
incesante viento, agua y arena.

Parece poco para el hombre joven
que aquí llegó a vivir con sus incendios,
y sin embargo el pulso que subía
y bajaba a su abismo,
el frío del azul que crepitaba,
el desmoronamiento de la estrella,
el tierno desplegarse de la ola
despilfarrando nieve con la espuma,
el poder quieto, allí, determinado
como un trono de piedra en lo profundo,
substituyó el recinto en que crecían
tristeza terca, amontonando olvido,
y cambió bruscamente mi existencia:
di mi adhesión al puro movimiento."

Pablo Neruda.

Te dejo un abrazo eterno en estas letras.

Zoe dijo...

Aqui el calor es sofocante, ya me gustaría unas poquitas de nubes... Me despido por un tiempo( empiezan realmente mis vacaciones) , aunque intentaré pasar de visita de vez en cuando. Ya os contaré mis andanzas veraniegas.Cuidaros mucho..

Besos a los dos...

fonsilleda dijo...

¡Pobre Celia!, espero que el recuerdo de Neruda, cuando menos, suavice la tarea.
Aquí el verano también está tonto, pero por lo menos no nos morimos de calor.
Bicos