** Notas a Celia **

* * * * *


Este blog es un sentido homenaje a todas aquellas mujeres que realizan las tareas domésticas en nuestros hogares cuando por las prisas, el trabajo, o el motivo que sea no podemos hacerlo nosotros. Esas mujeres a las que en muchas ocasiones apenas vemos y con las que nos acabamos comunicando, en el mejor de los casos, mediante notas

. . . .

domingo, 12 de octubre de 2008

Querida Celia

Yo no celebro el día de la hispanidad. No se trata de orgullo patrio ni mucho menos. Simplemente todas mis raíces son aragonesas y mi madre todavía tiene eso de reunirnos a todos el día del Pilar para comer y ver por la tele la ofrenda floral a la virgen de nuestra ciudad.


Es raro... desde que fui a la boda cada vez me cuesta menos volver a considerar Zaragoza como mi ciudad, aunque apenas viviese allí un año de pequeño y unos meses de más mayor. Supongo que no puedo negar mis raíces.

Las cosas de palacio van despacio. Te pido un poco de paciencia. Toda la casa está llena de muebles de cocina. Sé que para ti serán un estorbo, pero piensa que serán sólo uno o dos días.

3 comentarios:

fonsilleda dijo...

Es curioso como influye tu familia, lo que oyes y lo que viven y sienten como suyo, lo que quizá mamas en toda la infancia, para que te puedas sentir a gusto en un lugar, aunque nunca hayas vivido en él.
Supongo que también depende de tus propias vivencias que se van incorporando.
Por otro lado no me parece raro, las cosas son así.
Celia tendrá toda la paciencia que haya que tener, seguro.

Balteu dijo...

Así pues un día en familia y con tú madre, ¿donde mejor? madre solo hay una.
Seguro que fue un día muy agradable, espero que el resto de tus días también sean agradables, aunque no siempre tengas cerca a la familia.
Me gustan esas charlas con Celia, son unas notas muy bien escritas.
Un abrazo, compañero.

Tu.incondicional dijo...

La mía madre, se pasó las festividades por debajo de... la nagua... jajajaja...

Sólo celebra, y exige que se celebren, las que le atañen: día de las madres, de la abuela, navidad, aniversario de bodas y cosas así... con el consabido regalo, ¡obviamente!

Pero, es mi madre, ella puede celebrar lo que a su santa gana se le hinche... jajajajajajaja

Perdón por mi "francés"...