** Notas a Celia **

* * * * *


Este blog es un sentido homenaje a todas aquellas mujeres que realizan las tareas domésticas en nuestros hogares cuando por las prisas, el trabajo, o el motivo que sea no podemos hacerlo nosotros. Esas mujeres a las que en muchas ocasiones apenas vemos y con las que nos acabamos comunicando, en el mejor de los casos, mediante notas

. . . .

domingo, 8 de febrero de 2009

Querida Celia:

Tengo una curiosidad. ¿También en Chile os dejan las cigüeñas a los niños? La tradición aquí dice que los niños vienen desde París traídos por la cigüeña, pero sin duda, el pobre animal, si tuvo que cruzar todo el atlántico para dejar allí a tu nieta se las tuvo que ver y desear ¿no? Quizá por eso se anticipó y llegó antes de hora. (Perdona, una broma desafortunada, lo sé)

Este maldito tiempo parece que no piensa mejorar. Aún no veo el momento en que empiece a hacer cierta bonanza. Cuando parece que ha mejorado algo vuelve el viento, o la lluvia, o el frío, y entonces me vuelve la maldita tos perruna que no consigo quitarme de ninguna de las formas.

Tendrás que ponerte a fondo con la cocina. Este fin de semana apenas he salido así que me he dedicado a preparar comida para un regimiento, pero para variar me ha quedado todo un poco bastante sucio. Tengo que decir a mi favor que por lo menos los fogones he intentado limpiarlos.
Fotografía de Tracey Buxton

4 comentarios:

Zoe dijo...

Quizás allí tengan además otra leyenda, me gustaría conocerla si asi fuera. Algunas cigueñas quedarán en alguna parte aún, de pequeña algunas ví por mi ciudad en los campanarios de alguna iglesia con sus enormes nidos...Qué bellos son los nacimiesntos con todo por hacer y tantos sueños¡.

Anna. dijo...

Abuela? Reconozco que despues de mis silencios me asusté al leer aquella historia de la cigueña... que bueno que Celia este bien! imagino que feliz con la noticia de ser Abuela... ahora me pregunto si acaso tú vas a ser el padrino?? ajajajja amanecerá y veremos!

Un abrazo gigante!

Anna.

fonsilleda dijo...

Si, es cierto, este invierno está siendo largo y crudo. Pero pasará..., todo pasa.
Imagino a Celia feliz y espero que nos cuente si en su tierra la tradición es la de la cigüeña o hay otra que unir al escaparate de la imaginación.
Dejo bicos.

Dante dijo...

En buena hora que el bebé aunque anticipado se encuentre bien. Nos debes la foto si es que Celia te la pasa algún día. Cuidado con esa tos, Edu. Los fríos son traicioneros. Un abrazo.