** Notas a Celia **

* * * * *


Este blog es un sentido homenaje a todas aquellas mujeres que realizan las tareas domésticas en nuestros hogares cuando por las prisas, el trabajo, o el motivo que sea no podemos hacerlo nosotros. Esas mujeres a las que en muchas ocasiones apenas vemos y con las que nos acabamos comunicando, en el mejor de los casos, mediante notas

. . . .

martes, 28 de octubre de 2008

Querida Celia

Esta es otra nota desde el exilio. Cada vez tengo más ganas de volver definitivamente a casa.
No me entiendas mal, no es que no esté a gusto con mi madre, simplemente es que allí se cena a las ocho de la tarde y a las once ya me están rugiendo las tripas de hambre. A las nueve y cuarto, nueve y media, la mujer ya se retira a dormir y tampoco es plan de quedarme viendo la tele hasta las once o las doce, así que solo me queda retirarme a la cama a leer.

Si este fin de semana la cosa sigue igual me iré a Figueres a ver el museo Dalí. Ya te contaré.

Hay que volver a hacer la escalera. He comprado el detergente que me pediste. Ten cuidado de no abrir el agua caliente ni por error.

Recuérdame que no vuelva a meterme en una obra en años!!!



Fotografía: Museo Dalí

5 comentarios:

Anna. dijo...

Y sigo leyendo, hoy han pasado barquitos de papel que navegan en la piel del corazón y aqui navego yo también, desde el elixio de un cuerpo que se quiebra en la preciosa sonrisa de pertenecer a este mundo de historias y notas.

Muchas veces la unica forma de comprender lo que tenemos es cuando afrontamos la situacion en que te encuentras. Seguro a tu regreso, compartiras un poco mas con la Celia que esperando en la ventana espera alegre tu regreso..

dale un abrazo de mi parte cuando regreses del exilio.

Anna.

fonsilleda dijo...

Es lógico que tengas ganas del regreso. Una vez lograda la independencia, es muy duro renunciar a ella.
Calma, todo llega y entretanto tienes a Celia que se ocupa prácticamente de todo.
Feliz tú.

Dante dijo...

Irremplazable Celia. Lo bueno de todo, es que terminado tu exilio, Celia tendrá todo impecable como siempre a la espera de tu regreso. Ya nos contarás como quedó definitivamente tu casa. Un abrazo.

trainofdreams dijo...

Es a veces malo estar fuera de casa, aún peor estar de obras y en casa. Un divino tesoro Celia.Me exilio unos días a otra casa y en mi caso no es malo, . Feliz halloween a ambos ( aunque no sé si ambos lo celebrais). Hay tantas cosas que aún no sabemos y que espero que nos vayas contando para quedarnos un rato en tus notas.

P.S: creo que se merecería una subida de sueldo ;-), al menos mientras duran las obras

Ina

Froiliuba dijo...

Si es que como en casa... en ningún sitio.
La casa de mami está fenomenal para ir un día a la semana, comer allí como mandan los cánones, cargar con los tapers y regresar a casita a tirarse en el sofá y poder ver la tele hasta las mil sin que nadie te diga que mañana trabajas (bueno tú haces que trabajas ejejej) y que tienes que madrugar.

Oye ya que Celia ahora no te hace falta me la podias mandar a mi casa eh, que joyas así no se encuentran facilmente :-P

Petonsss