** Notas a Celia **

* * * * *


Este blog es un sentido homenaje a todas aquellas mujeres que realizan las tareas domésticas en nuestros hogares cuando por las prisas, el trabajo, o el motivo que sea no podemos hacerlo nosotros. Esas mujeres a las que en muchas ocasiones apenas vemos y con las que nos acabamos comunicando, en el mejor de los casos, mediante notas

. . . .

domingo, 26 de octubre de 2008

Querida Celia

Menudo desastre. Esta semana tendrás que hacer horas extra (Remuneradas, claro), y es que nada ni nadie nos podría haber preparado para el estado tan lamentable en que se encontraba la cocina tras los muebles.
El sábado todos los baldosines de la pared se vinieron abajo de forma conjunta llevándose de paso buen trozo del esmalte del techo (Menos mal que Práxedes sólo me pintó las paredes!!!) y además al quitar la vieja fregadera se reventó una cañería de agua que estaba podrida. Una auténtica pesadilla. Estoy sin gas sin agua y sin luz, así que escribo esto desde donde estoy escondido y paso un momento por casa para que mañana lo leas.

Tengo ganas de volver a casa. Mi madre no sé qué debe de pensarse. Desde los huevos pasados por agua del desayuno a la sopa caliente y el pescado de la cena, me obliga a que me lo coma todo sin dejarme nada en el plato, como si todavía fuese un chiquillo. Y si se me ocurre decirle que no tengo hambre o que es que ya no como tanto, enseguida se pone a la defensiva diciendo que seguro que me pasa algo.

Por otra parte, también ella se empeña ahora(y no quiero señalar a ninguna culpable de ello) en que si en casa lo hago también allí tengo que planchar y poner a lavar mi ropa, por no hablar de hacer la cama antes de salir al trabajo. Cada vez encuentro más similitudes entre ambas. ¿Será grave?

4 comentarios:

fonsilleda dijo...

Me encanta que Celia coincida con tu madre. Es normal ¿no será que nosotras sí sabemos lo que tenemos (o teneis) que hacer y lo que es bueno y malo?, ¿qué es lo que conviene y qué no?. En fin.
Lo que sí lamento es todos los contratiempos que estás sufirendo, menos mal que cuentas con Celia.
No olvides de tenernos al corriente.

Tu.incondicional dijo...

Bienvenido de regreso...

Saludos a tu madre.

sirena dijo...

Eso es que te han acostumbrado mal,como yo digo hay veces que por muchos años que tenga una persona parece que tuviera 15. Las madres son las madres y parece que siempre nos veran como niñ@s.

Dante dijo...

No se si grave, hermano, pero preocupante seguro, jaj. Que nada altere tu desorden. Mejor Celia en mano que madre cerca. Jaj. Un abrazo.