** Notas a Celia **

* * * * *


Este blog es un sentido homenaje a todas aquellas mujeres que realizan las tareas domésticas en nuestros hogares cuando por las prisas, el trabajo, o el motivo que sea no podemos hacerlo nosotros. Esas mujeres a las que en muchas ocasiones apenas vemos y con las que nos acabamos comunicando, en el mejor de los casos, mediante notas

. . . .

martes, 4 de noviembre de 2008

Querida Celia

La verdad es que sí que da miedo. Pasar por la puerta de Cáritas cuando voy a almorzar y ver a toda esa gente pidiendo comida y ropa es algo que da cierto pavor si pensamos en que hace unos meses apenas había personas allí y de un tiempo a esta parte cada vez son más. Toquemos madera para que no nos toque a ninguno de nosotros.

Hoy hablaba con mi cuñada, sudamericana como tú, y me decía que esto nos pasa por malgastadores. Ella me ponía el ejemplo de los envases de plástico que se usan para la comida china. Dice que son mejores que los tupper ware para conservar lo que sea.

En fin, dejémonos de pensar en eso y pensemos en que por fin parece que la normalidad ha vuelto a esta casa. Estos días me han servido para tener que valerme un poco más por mi cuenta en casa. La verdad es que mucha de esta mayor independencia te la debo a ti y a tu mano firme a la hora de indicarme qué es lo que tengo que hacer y cómo. No te lo creerás, pero en estos meses que llevas conmigo se ha producido en mi persona un gran cambio en este sentido, ya no soy tan niño mimado como antes.

3 comentarios:

trainofdreams dijo...

Gran persona Celia, es una maravilla lo que está consiguiendo que hagas. No quiero pensar en el invierno que se les avecina a esas personas y como siga esta crisis y sigan aumentando los desempleados...no es malo acordarse de ellos, lo malo es ignorarlos...
Ps. copio tus recetas de panellets( gracias por ellas)

fonsilleda dijo...

Hoy te has puesto serio, por un lado la crisis que nos envuelve a todos y nos obliga, con razón posiblemente, a plantearnos de nuevo muchas cosas.
Por otro lado sí que parece que desde que Celia forma parte de tu vida, has madurado, te has hecho menos dependiente y valoras más tu independencia.
¡Bien por Celia!

Dante dijo...

Vaya Celia, esta. Se está volviendo indispensable para muchos, amigo. Como no compartir con ella entonces la prreocupación de las crisis sociales que hoy nos preocupan a todos, aun en países tan lejanos y tan parecidos a la vez. Tal vez en la próxima nota, las cosas hayan mejorado un poquito ahí afuera. Esperemos que si. Un abrazo.