** Notas a Celia **

* * * * *


Este blog es un sentido homenaje a todas aquellas mujeres que realizan las tareas domésticas en nuestros hogares cuando por las prisas, el trabajo, o el motivo que sea no podemos hacerlo nosotros. Esas mujeres a las que en muchas ocasiones apenas vemos y con las que nos acabamos comunicando, en el mejor de los casos, mediante notas

. . . .

jueves, 20 de noviembre de 2008

Querida Celia

Parece que las desgracias nunca vengan solas. Lamento que hoy, precisamente, hayáis tenido que vivir una de las caras más desagradables de este país en las carnes de Práxedes.
Parece mentira que después de tantos años todavía haya quien se dedique a ir por las calles, a plena luz del día, lamentándose por la supuesta pérdida del orgullo patrio el 20 de noviembre y haciéndoselo pagar al primero que se cruza en su camino simplemente porque sea trabajador emigrante. Suerte, dentro de todo, que los urbanos que habían a la puerta de la escuela han reaccionado con rapidez.
Espero que aparte del susto, los rasguños y las magulladuras se curen pronto. Me gustaría decirte que entiendo perfectamente ese sentimiento de querer dejarlo todo y volver a casa aunque sea "derrotados" como dices, pero sería un tanto hipócrita, no he vivido una situación como la vuestra y no puedo ponerme en vuestra piel.

Espero que se enfríen los ánimos y reconsideréis la situación. Un par de imbéciles con las cabezas rapadas y botas de punteras de hierro no son representativos de la población española por mucho que lo deseen.

Te admiro, Celia. Con todo lo que estás pasando y continúas con tanta determinación acarreando tus tareas dentro y fuera de tu casa como si la cosa no fuese contigo.

Permíteme que hoy te regale una rosa. Muchos ánimos.

5 comentarios:

fonsilleda dijo...

Que tu rosa a Cela se vea multiplicada por muchas mas que, seguro que te llegarán, en cualquier forma: recuerdo, beso, abrazo, comprensión.
Repítele lo que ya le has dicho, que ese par de mequetrefes (y uso un calificativo suave para no manchar vuestra página) no son representativos de nada, ni siquiera de los que puedan considerar sus amigos, de su banda.
La mayoría de los demás, no los consideramos extranjeros (pero aunque lo fueran), son personas como yo que solo quieren poder trabajar y vivir en paz.
Un abrazo para ella y otro para tí.

trainofdreams dijo...

ES como si todo fuera cruel violencia y se asestaran los golpes a los más indefensos quiero pensar que no sólo por ser personas de otro pais y también quiero pensar que no todos los españoles somos así, pero la xenofobia va en aumento en todas las crisis económicas. Un gran abrazo a Práxedes por si puede mitigar su dolor.Nunca volverán como derrotados porque ellos siempre serán unos supervivientes. Admiro a Celia por seguir siendo ella misma.Espero que ambos puedan disfrutar de otras personas de nuestro pais que les demuestren que merece la pena seguir aquí.Las mejores rosas para ellos ( los mejores abrazos)

sirena dijo...

otras mil rosas para celia y todos los q lucha por sobrevivir

La signora dijo...

Habría mucho que escribir. Desagradable situación pero solo son circunstancias. Ellos no son la vida de Celia y Práxedes. Ni representan a todo un país. Representan el ánimo cruel de algunos no solo allá sino por todo el mundo.

Un saludo.

Dante dijo...

Lamento lo sucedido a Celia. En mi país, también padecemos la cobardía de los skinheads (cabezas rapadas). Afortunadamente no tanto como en otros lugares tal vez, pero si coincido con "La signora", en que son un flagelo que ha trascendido las fronteras de su país de origen para convertirse en una verguenza mundial. Desde luego que Celia, una mujer luchadora, e inteligente, sabe perfectamente que la cobardía es un mal de la humanidad que jamás podría endilgarsele exclusivamente a un pueblo. Miles de rosas para ella. Y un abrazo para vos, hermano.